domingo, 22 de noviembre de 2009

Movidos por el desamor


Dos Agapornis
desterrados errantes
en la copa del mas alto árbol
cabeza contra cabeza
y después de mucho viajar
entre bandadas
de otras especies
se preguntan si mañana
el quetzal su canto y sus colores
el vireo de ojos rojos
con su repertorio de cuarenta
y la pequeña curruca capitoria
imponente con su elegancia
¿tendrán mañana un lugar para habitar?
¿encontrará el martín un laguito para pescar?


necesitan una montaña de comida
y cientas de salidas
los herrerillos para alimentar
a sus polluelos
¿Por cuánto tiempo más?
¿será suficiente para Pitohuí
el veneno para sobrevivir
al mas grande predador?
aquel que se proclama
dueño y señor de montañas
llanuras y mares
ese que ayer taló su hogar
y los ha dejado sin donde anidar


el carricerín en su ciénaga
el ágil papamoscas
el reyezuelo de corona dorada
en su ostentoso nido
el piquituerto “señor de los pinos”
el mirlo en sus arroyitos
y los bulliciosos arrenjados
hace tiempo urbanizados
sueñan volver a enamorar
al testarudo hombre
que suele hacerse el sordo
y que ya poco se maravilla
con la belleza de sus cantos


robin viene cada mañana
a cantar cerca de las ventanas
y en los parques
para contemplar
la risa de los niños
que le anima la esperanza
y le alienta a cantar cada día
su mejor repertorio
a veces acompañado
por la flauta del ermitaño zorzal
que aunque viejo
no se cansa de emigrar.


Brezza, 2009

jueves, 19 de noviembre de 2009

No me censures

He visto muchas flores marchitarse
he visto atardeceres grises y azules
he visto promesas rotas
y abriles solitarios

pasé tardes enteras
saltando charcos
chapoteando en el mar
de mi pensamiento,
y tú
sencillamente en el sur

un ave vino a cantarme
los secretos del viento
que tatuó mi alma
y me dejo sin nada,
y tú
sencillamente en el sur

hoy tengo trozos de cielo
en los retales de la memoria,
el pecho abierto
para ser refugio de amor sincero,
así que no me censures
si te digo que hoy
sencillamente
te alcanzaré en el sur.

Brezza, 14 de nov de 2009

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Saudade

Despierto

abrazada a mi nostalgia

a esta incontrolable

saudade de você


saudade de su pelo

de su mirada

de su abrazo

de su música


saudade de sus dedos

recorriendo mi cuerpo

de su boca que me besa

de su lengua curiosa

ardiendo en mis aristas


saudade de susurrarle

cuanto lo amo!

saudade de besarlo

loca y desenfrenada


saudade de su calor

en mis pétalos abiertos

saudade de su voz

pronunciando mi nombre

saudade de su sonrisa

de su silencio


suspiro a ojos cerrados

y siento saudade

pregonando con el viento

mi saudade de você


Brezza, 11 de nov 2009

Tirano

“como los poetas,
a solas con su cuerpo y su alma”
Mario Benedetti

Distraída con mi amor
Me tomó por sorpresa su adiós
Quise que una nube negra
me cegara
y una ráfaga de aire
me ensordeciera

con un soplo déspota
me dejó expuesta al dolor
se fue con mi sol
y yo muriendo en el frío
con este mal sabor
como los poetas
a solas con mi cuerpo
y con mi alma
preguntando a un mendigo
por que fue tan dulce su amor
y tan amargo su olvido.

(a Paola Rodríguez)
Brezza, 09 de nov 2009

Temblorosos

Cuando con la lluvia

te vea regresar

en medio la multitud

armonioso en tu caminar


cuando estalle el crepúsculo

ante nuestros ojos

cuando rompas la distancia

con tu amor

me amarres con tus brazos

y me hagas rehén de tus besos

para sumergirnos en miradas largas

y caricias con pasión


nos sabremos vencidos

por un amor que sobrepasa limites

y se excede en locura

tu río se unirá con mi mar

mi piel se fundirá en tu piel

jadeando se nos perfumará el alma

y burlaremos la cordura

estremecidos de pasión.


Brezza, 08 de nov 2009