jueves, 24 de junio de 2010

Presentes de Mar

Crepúsculo
golpe de olas
olor a sal
arena entre los dedos
caracoles de sueños de colores
el sonido del mar que presuroso viene
y ante mis ojos se detiene
y se vuelve
música de caracoles.

Recojo sus azares
una botella con milagros
una cajita con pretextos nuevos
un cofre sellado por inviernos.

Del agua rescato
un bolero con sabor a sal
tres estrellas de colores
que disfrazan versos en desorden
teñidos por el sol.

Brezza and Matías Giardelli, 03 junio 2010

Negociante de Amores

Vendo vendo!
vendo sueños
vendo historias
vendo versos y canciones
vendo vendo!
no por dinero
los cambio por esperanza
y sueños usados
por abrigo y años dorados.

cambio un corazón usado
lo cambio por una sonrisa,
un alma de retazos
por gotas de amor,
cambio mis alas
las cambio por un beso de verdad.
Vendo vendo!
vendo una voz que no se cansa de cantar
vendo vendo!

Brezza, 02 de junio de 2010

Aspid

Mala sombra
escamosa y mortal
lengua bífida mentirosa
venenosa.

viene
se vuelve
embiste
victimaria atroz.

Brezza, mayo 2010

Aversión

I
He rasgado sueños lúgubres
en un abismo de tentaciones
soy prisionera de emociones
esclava de pasiones
verdugo de ilusiones oníricas que vienen y van
victimaria vertiginosa
exhorto mis quimeras.
Arrastrada por el monstruo de la noche
me he perdido en epifanías espinosas
coexistiendo con mi propia perversidad.

II
Mi existencia adquiere dimensiones de epopeya
magnifico la grandeza de su desprecio.
Perfeccionista de la mediocridad
has sido devoto de mis defectos
escapas a esta separación peligrosa
en una escena paranoica de la desesperación.

finges con insaciable codicia
tu papel fantástico de pésimo gusto
maestro del sarcasmo
disfrutas la dicha del dolor
construyendo la vergüenza del otro
...que ironía mordaz!

III
Te has burlado
me has dejado en agonía
solitaria y vacía,
me he burlado con insolencia
te he dejado atrás
pasaras a ser parte del olvido
compañero de la soledad, hermano de la culpa
un acobardado prisionero de la vergüenza.

Brezza, mayo de 2010

Cortarle las alas a un dragón Chiappe

Con sus garras intenta arrancarme el alma
con su lengua tortura mi corazón
sus ojos emanan corrupción y engaño
su chillido me ensordece y me hace correr despavorida.

Esta noche me hallo escondida
tras una roca espero su descuido
lo tomare por sorpresa
voy a cortarle las alas
y bañarme en su sangre
le arrancaré la lengua a ese dragón Chiappe.

Brezza, mayo de 2010